Blogia
que sí/que no

nessun dorma

nessun dorma al fin en vivo. Toda la vida sin poder reprimir las lágrimas al escucharlo, tanto que pensaba que sería como esos conciertos de los que sales con la sensación de haber escuchado el disco. Pero no fue así. Nada que ver con la parafernalia altiva, el lujo ostentoso, y toda la gama de adjetivos que vienen a la cabeza cuando se piensa en la palabra ópera y todo lo que significa. Síndrome de Stendhal puro y duro, con todos sus síntomas. Aunque pese reconocerlo, en ocasiones el dinero sí que compra la felicidad...al menos la alquila.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

blowers -

bellesa pura al liceu, no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres